Las inscripciones funerarias

Los cementerios romanos se situaban a los lados de los principales caminos, en las cercanías de las ciudades. Los romanos, hasta la época de Adriano, prefirieron la incineración a la inhumación.

Para construirse una tumba había que comprar un terreno, cuya superficie se encuentra muchas veces especificada en las inscripciones: IN F(ronte) P(edes) XXII (longitud a lo largo del camino) IN A(gro) P(edes) XVII (medida perpendicular a la anterior, "hacia el campo").

Un tipo de tumba muy característico es el de los columbaria, tumba de gran tamaño en cuyos muros se alinean los nichos para las urnas con las cenizas de los muertos.

Las lápidas que aparecen en las tumbas se pueden dividir en:
  • Los relieves, con los bustos de los fallecidos y el nombre debajo. Se encuentran empotrados en las paredes de la tumba.
  • Las estelas exentas, clavadas en el suelo, suelen ser altas y delgadas, coronadas por frontones triangulares o circulares.
  • Cupae: piedras esculpidas con forma semicilíndrica. Son propias de libertos y esclavos.
  • Altares: con alrededor de un metro de altura y decoración floral, coronados con pedimientos circulares o triangulares.
Los sarcófagos son propios de la práctica de la inhumación, y fueron sustituyendo a las urnas cinerarias a partir de Adriano.
La expresión más frecuente que los romanos utilizaban para referirse a los muertos es dii Manes ("los buenos dioses"), que se traslada en dativo a las inscripciones bajo la fórmula D(is) M(anibus) S(acrum), 'consagrado a los dioses Manes'.
Es frecuente encontrar en las tumbas expresiones que designaban quiénes podían ser enterrados allí: H(oc) M(onumentum) H(eredem) E(xterum) N(on) S(equitur), la tumba no podía pasar a un heredero extraño (con distinto nomen); H(oc) M(onumentum) H(eredem)  F(amiliae) E(xterae) N(on) S(equitur), la tumba no podía pasar a un heredero ajeno a la familia.

En las inscripciones funerarias el dedicante va siempre en nominativo, el dedicado puede ir nominativo, genitivo o dativo.
Son expresiones frecuentes:
  • H.S.E.S.T.T.L.: H(ic) S(itus) E(st) S(it) T(ibi) T(erra) L(evis), "Aquí yace; que la tierra te sea leve".
  • B.M.F. o BEN MER F: Bene merenti fecit, "Se lo hizo (el monumento) a quien bien lo merece".
  • F(aciendum) C(uravit): "Se ocupó de que se hiciera".
En esta dirección puedes ver algunos ejemplos de inscripciones funerarias.