Tria nomina

El nombre romano está compuesto de tres elementos básicos:
  • Praenomen: se trata, en principio, del nombre propio.
  • Nomen: indica la gens a la que pertenece el individuo. La gens estaba formada por un grupo de parentesco amplio, sin distinción de proximidad o lejanía, con relaciones idénticas entre sus miembros.
  • Cognomen: indica la familia, es decir, todas aquellas personas sometidas a la potestad del pater familias. Se convirtió en el auténtico nombre propio.
Ej: Publius Cornelius Scipio

Además del cognomen familiar, se podía añadir un cognomen personal, a modo de moto: Lucius Cornelius Scipio Barbatus.

Los praenomina más frecuentes eran:
A(ulus)
P(ublius)
Ap(pius)
Q(uintus)
C(aius)
Ser(uius) o Ser(gius)
Cn(aeus)
Sex(tus)
D(ecimus)
S/Sp(urius)
L(ucius)
Ti/Tib(erius)
M(arcus)
T(itus)
M' (Manius)
V/Vi/Vib(ibius)
N(umerius)


El nombre oficial de un ciudadano romano incluía, además de los tria nomina, la filiación y la tribu a la que pertenecía, información que se colocaba entre el nomen y el cognomen.
La filiación expresaba el praenomen del padre (raramente se incluía el del abuelo, bisabuelo, etc.) seguido de la abreviatura correspondiente: f(ilius) -hijo-, n(epos) -nieto-, pron(epos) -biznieto-.
Ej.: M(arcus) Valerius M(arci) f(ilius) M(arci) n(epos) G(ai) pron(epos) Proculinus: Marco Valerio Proculino, hijo de Marco, nieto de Marco, biznieto de Gayo.

La tribu era una unidad de voto. Las tribus romanas eran las siguientes:

Aemilia (AEM) Papiria (PAP)
Aniensis (ANI) Pollia (POL)
Arniensis (ARN) Pomptina (POM)
Camilia (CAM) Publilia (POB/PVB)
Claudia  (CLA) Pupinia (PVP)
Clustumina  (CLV) Quirina (QVIR)
Collina (COL) Romilia (ROM)
Cornelia (COR) Sabatina (SAB)
Esquilina (ESQ) Scaptia (SCAP)
Fabia (FAB) Sergia (SER)
Falerna (FAL) Stellatina (STE/L)
Galeria (GAL) Suburana/ Succusana (SVB/SVC)
Horatia (HOR) Teretina (TER)
Lemonia (LEM) Tromentina (TRO)
Maecia (MAEC) Velina (VEL)
Menenia (MEN) Voltinia (VOL)
Oufentina (OVF) Voturia (VOT)
Palatina (PAL)

Después del cognomen, puede aparecer el origo, que indica la procedencia del individuo, y que se expresaba normalmente con una adjetivo derivado del nombre de la ciudad, o con el nombre de la ciudad en ablativo.

Los hijos adoptivos adoptaban, por lo general, los tria nomina del padre adoptivo, pero se podía añadir un segundo cognomen derivado del nomen o cognomen del padre natural. Así, cuando Gaius Octauius Thurinus (futuro emperador Augusto) fue adoptado por Julio César, su nombre pasó a ser Gaius Iulius Caesar Octauianus.

Los esclavos llevan un único nombre, impuesto por su dueño, por lo que no era raro que lo cambiasen varias veces a lo largo de su vida. El esclavo solía indicar el nombre de su dueño en genitivo, seguido de la abreviatura s. o ser. (seruus): Eutyces Octauiae ser(ua).

Los libertos adoptaban el pranomen y el nomen de su antiguo dueño, y convertía en cognomen su antiguo nombre de esclavo. Al carecer de filiación, ponían en su lugar el praenomen de su patrono seguido de la abreviatura l. o lib(ertus): M(arcus) Tullius M(arci) lib(ertus) Tiro, que es Marco Tulio Tirón, liberto de Marco.

El nombre de la mujer sólo consta, por lo general, de nomen y cognomen.